Contar nuestras luchas: herramientas de comunicación para jóvenes activistas

3b. Lenguaje escrito y audiovisual

El lenguaje escrito

Es la expresión material de la lengua que hablamos. Vamos a usar el lenguaje escrito en casi cualquier pieza de comunicación que construyamos. En los carteles que alzamos en las movilizaciones, por ejemplo, usamos lenguaje escrito. También en las piezas gráficas que usamos en Internet, en las notas de prensa o en las remeras, sudaderas, poleras, franelas, playeras ¡ay! acá ya tenemos un problema: en cada región el lenguaje se adapta a un estilo propio, y a veces un mensaje pensado para un lugar determinado no se entiende en otro lugar. Entonces también tenemos una primera lección: cuando escribo un mensaje debo pensar cómo se habla, se escribe y se lee en el contexto en el que quiero que el mensaje circule.

Algunas recomendaciones

  • Decidir sobre qué se va a escribir y anotarlo de la forma más sintética posible.
  • Decidir qué formato va a tener el texto: una carta, una nota de prensa, un post de Internet, un slogan, un cuento, un manifiesto, etc.
  • Antes de comenzar a escribir buscar ejemplos o referencias de textos a los que quiero que el mío se parezca.
  • Analizar qué forma tiene este texto.
  • Empezar a escribir sin miedo.
  • Evitar el lenguaje técnico, especializado y específico.
  • Los textos se escriben reescribiéndolos. Nunca salen perfectos de una sola vez. Hay que volver una y otra vez a leerlos y corregirlos.
  • Una idea por oración. Ir a lo concreto. 
  • Utilizar sujeto + predicado en la estructura de nuestros textos.
  • Prestar mucha atención a la ortografía.
  • Prestar mucha atención a los géneros y si es necesario recurrir al lenguaje inclusivo.
  • Asegurarse de que las palabras que usas sean apropiadas para la audiencia. Muchas veces usamos palabras en otro idioma en lugar de usar nuestras lenguas, tanto el español como las lenguas originarias.

Un ejemplo muy interesante para pensar en el lenguaje escrito usado por el activismo es el de la campaña por los 43 normalistas (estudiantes) desaparecidos en Ayotzinapa, México, en 2014. La consigna principal que en especial las madres y familiares de los 43 levantaron es “Vivos se los llevaron. Vivos los queremos”. Esta consigna fue apropiada por el reclamo de los 43 de Ayotzinapa luego de que se usara muchas veces en las calles de México para pedir justicia por las personas desaparecidas en la década del 70. Pero la historia de la frase continuó su rumbo y desde 2016 es utilizada también para reclamar por las víctimas de femicidio y feminicidio, esta vez utilizando el género femenino y el nosotros inclusivo: “¡Vivas nos queremos!”. Así, una consigna viaja por todo el mundo gracias a la escritura arrastrando en sus palabras toda una historia de luchas hermanadas.

Bordado de Lola Zavala, Bordando por la paz de México, Barcelona, 2015. Foto: Pedro Mata

El lenguaje audiovisual

Así como hay una larga relación entre la palabra escrita y las luchas, también hay una historia muy intensa entre el lenguaje audiovisual y las luchas sociales y políticas de todo tipo. En América Latina y El Caribe contamos con una memoria audiovisual de nuestras revoluciones que nos enorgullece en todo el mundo.

Veamos un ejemplo histórico. La película NOW (5,30 min; 1965; Cuba), del cineasta cubano Santiago Álvarez.

 

Este mini documental recorrió el mundo y obtuvo un gran reconocimiento. ¿Por qué? Por un lado por su temática, que resulta un alegato contra las formas de discriminación y represión sufridas por la comunidad negra en los Estados Unidos de la década del ’60. Por otra parte, por su dimensión estética: el film —considerado un antecedente inmediato del videoclip de los años ’80— es un documental de corta duración realizado a partir del montaje alternado de filmaciones y fotos de archivo, que se suceden acompañando a un tema musical basado en la canción judía Hava Nagila, en una versión renovada —tanto en la letra como en la música— e interpretada por la cantante afroamericana Lena Horne.

NOW es una de nuestras grandes referencias para pensar desde el lenguaje audiovisual formas de contar nuestras luchas. ¡Y tiene más de 50 años!

Veamos otro ejemplo en el que el lenguaje audiovisual está usado de una manera completamente distinta. La tecnología contemporánea juega a nuestro favor y hoy es realmente muy sencillo registrar un video, editarlo y subirlo a Internet para compartirlo con todo el mundo. Ahora, como es tan pero tan fácil, lo difícil es destacar entre tantos videos.

Natalia Maderna, una periodista feminista logró viralizar su video. ¿Cuál dirías que es la clave que hizo que su video llegue a recorrer el mundo?

  1. El video es sencillo, muy fácil de interpretar.
  2. Hay un bebé, todxs amamos a lxs bebés.
  3. La canción que adapta era realmente famosa en ese momento.
  4. La lírica o letra describe muy bien la lucha de Ni Una Menos.
  5. El video nos enseña algo: una canción para cantar con nuestrxs compañerxs.

Bueno, quizás todos estos motivos sean la clave para conseguir que nuestro video recorra el mundo y con él, el mensaje de nuestra lucha como activistas.

Video NUM 2017 

 

¿Seguimos, querides activistas? Sí, pues claro.